Call us toll free:
Top notch Multipurpose WordPress Theme!

TRATAMIENTOS FACIALES Y CORPORALES


La piel del rostro, del cuerpo y del cuero cabeludo sufre un deterioro importante con los tratamientos contra el cáncer: deshidratación, aparición temporal de manchas, tono cetrino de la piel son algunos de los efectos secundarios a nivel estético a los que podemos poner solución con la estética oncológica.

En ANGELA NAVARRO hemos diseñado protocolos específicos de tratamiento que van a ayudarle a que los efectos secundarios estéticos sean lo menos agresivos posible en todas las etapas de la enfermedad.

 

ANTES DE COMENZAR EL TRATAMIENTO

En esta etapa es fundamental mejorar el estado de la piel y prepararla para que los cambios que se produzcan sean lo menos posibles. Realizar un diagnóstico por ordenador del estado de la piel nos va a yudar a conocer los niveles de grasa, hidratación y elasticidad para poder enfocar un programa de cudados específicos.

 

DURANTE EL TRATAMIENTO

Hay que incidir en todos los gestos estéticos que conviene evitar: peeling químicos, depilaciones, rasurado con cuchillas y, en general, cualquier tratamiento que pueda provocar una irritación o lesión en la piel. Los tratamientos estéticos en esta etapa se deben centrar en mantener los niveles de hidratación y nutrición de la piel para que esté lo más confortable posible. En nuestro centro disponemos de programas específicos para mejorar el estado de la piel.

 

DESPUÉS DE TERMINAR EL TRATAMIENTO

En esta etapa te ayudamos a recuperar los hábitos estéticos. Dependiendo de los cuidados que hayamos seguido durante el tratamiento, la vuelta a las costumbres estéticas habituales es más o menos larga. Retomar nuestros hábitos estéticos requiere de la supervisión de un profesional de la estética oncológica que, con la información de su oncólogo, paute unos tiempos prudentes y realistas.