Hace unas semanas conocimos a Marina con motivo de la acción CUIDAR AL CUIDADOR. Durante una jornada íbamos a hacerle tratamientos faciales, cortarle el pelo, hacerle el color… todas esas rutinas de belleza que tenía abandonadas.

El día que vino al centro, nos sorprendió mucho porque le propusimos quitar la melena y aceptó encantada. Sin dudarlo. Necesitaba un cambio y venía a por el.

Pues eso… que hubo fiesta en la peluquería.

Barajamos varias opciones, pero teníamos clarísimo que había que levantar la parte de la nuca para potenciar sus facciones y jugar a dar mucha luz en la parte frontal para rejuvenecer ese rubio. Estamos todos de acuerdo. Manos a la obra.

…………………………….. ………………………………

La verdad es que pasamos un día super divertido cuidando de Marina… incluso en el momento de cortar la super coleta. (advertimos que las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de las más adictas a las melenas largas).

……………………………. ……………………………..

Cuando cogimos aire ya solo quedaba darle forma al corte, los trabajos de color y poner el punto y final de los labios rojos.

……………………………. …………………………….

La sonrisa es el broche perfecto para este cambio de imagen …. Ahora está mucho mas juvenil, una imagen que refleja mucho más su fortaleza y su alegría interna y que le facilita el estar estupenda en su día a día.

¿Que opináis? ¿Os gustaría haceros un cambio de este tipo o sois más conservadoras con vuestra imagen?

Pide tu cita y estaremos encantadas de hacer un estudio de tu imagen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies