fbpx
Warning: Use of undefined constant ‘gtm4wp_the_gtm_tag’ - assumed '‘gtm4wp_the_gtm_tag’' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /furanet/sites/angelanavarro.net/web/htdocs/wp-content/themes/Divi-child/header.php on line 75
La-piel-esperando-acostumbrarse
Piel antes de acostumbrarse a nada

Seguro que lo has escuchado más de una vez a alguien cercano. Y es que en los beauty-corrillos se tocan los temas más variopintos: desde hacer desaparecer de manera exprés una espinilla hasta aprender a disimular la raíz de las canas. Pues bien, el típico “la piel se me ha acostumbrado a tal o cual crema y ya no me hace nada” se encuentra en una de las primeras posiciones de nuestras leyendas  urbanas preferidas en cosmética.

La piel no se acostumbra a esta o aquella crema, ni se cansa de ella; lo que ocurre es que en la primera fase de un tratamiento, su efecto es poderoso.

El ciclo de renovación de la piel

La piel recibe por fin los activos que esperaba como si no hubiera un mañana y entonces cambia; y mejora. Si el tratamiento es eficaz, la piel seca de vuelve jugosa, la mixta recupera un tono homogéneo, la que tiende a       ser grasa, mejora su acné y se matifica, y todo es muy visible durante las primeras semanas (la piel tarda 28 días en hacer un ciclo completo de renovación). Y a partir de ahí, es imposible que la evolución siga de manera geométrica.

Lo que no sabemos es que si dejáramos de utilizar ese tratamiento volveríamos a la casilla de salida.

Porque la primera fase siempre es de choque, a la que sigue la de          mantenimiento. Solo sería interesante cambiar de crema si las condiciones de la    piel o de tu estilo de vida cambian (te mudas a otra ciudad, o al campo, o te quedas embarazada, o tienes más colesterol, o te dejas flequillo, o te enamoras… (sí, como lo lees).

También porque te encapriches del activo, de la textura, del packaging o de           la marca de moda. En ese caso, pide siempre consejo experto, pero sé conservadora y guíate por lo que tu piel te dice. Nuestra recomendación es que si un activo o una textura te funciona, no l@ sustituyas a menos que tu piel o tu vida cambien.

Si quieres que nuestros profesionales te pueden realizar un análisis del estado de la piel.