En este artículo vamos a darte unas pautas para ayudarte a recuperar tu imagen después de un proceso de tratamiento contra el cáncer.

Tras muchos años de experiencia y especialización en esta área de la belleza nos dimos cuenta de lo importante que era atender las necesidades de las personas una vez terminan el tratamiento contra el cáncer.

Diseñamos protocolos específicos para mejorar todo ese proceso de recuperación de la imagen y de cuidados de la piel, el cabello y el cuero cabelludo y tenemos un área específica en nuestro centro e belleza.

La quimioterapia es el tratamiento que más efectos secundarios a nivel estético produce, pero la mayoría de estos efectos van remitiendo mientras se va eliminando la medicación de nuestro organismo.

El pelo vuelve a crecer, pero no lo hace de forma uniforme. Hay que ir realizando cortes hasta igualar la longitud del cabello de toda la cabeza para poder ir definiendo estilos.

Es muy común que mujeres que nunca se habían atrevido con este estilo de cabello, encuentren que les favorece mucho y pasan una temporada con el cabello más corto de lo que solían llevar.

En cuanto a la forma y color del cabello, es también el momento de ir pensando en posibilidades. Suele ser buena idea realizar un tratamiento de queratina para que esté más flexible.

Recuerda que antes de hacer el color hay que realizar siempre una prueba de intolerancia a tintes para descartar reacciones a los químicos.

Hay que observar también el estado de nuestras manos y pies después del tratamiento contra el cáncer, ya que suelen quedar muy debilitadas

Nuestra recomendación es que apliques fortalecedores y tratamientos para las uñas antes de lanzarte a hacer esmaltados permanentes.

Si te gusta este tipo de manicuras, en nuestro centro disponemos de un sistema que no daña la uña. ¡Pregúntanos!

Durante el tratamiento contra el cáncer, hemos dejado en segundo plano los cuidados más específicos del rostro y nos hemos centrado en adquirir rutinas cosméticas que nos permitan mantener los niveles de hidratación y elasticidad en las mejores condiciones.

A partir de ahora, y siempre bajo supervisión profesional, puedes retomar tratamientos más específicos antiedad, limpiezas periódicas para mejorar el posible acné que haya dejado los tratamientos.

Es un buen momento para realizar una consulta al dermatólogo y que haga una valoración de los temas de tu piel que te preocupen y pueda pautar los tratamientos y cosméticos a utilizar.

Pídenos una cita para realizar una valoración sin compromiso de tu caso.

¡Esperamos verte en nuestro centro y ayudarte a recuperar tus hábitos estéticos para que estés estupenda!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies