Mucha parte de nuestro aspecto físico está condicionado por factores genéticos: esa forma peculiar de levantar la ceja al sonreír, el color de cabello, si vamos a envejecer con más o menos arrugas… más o menos canas seguramente puedes encontrar a alguien de tu familia que también lo hace…

Esto nos puede ayudar a programar nuestro futuro de belleza ya que,  si nuestra madre/ abuela/ hermanas no tienen bolsas… Lo más probable es que tu no te tengas que preocupar por ellas…  Pero si tu padre y tu abuelo era calvo, es casi seguro  que (si no te cuidas) tu vayas a acabar calvo también.

Uno de los factores que mejor funcionan en belleza a todos los niveles es la prevención: cuanto antes comencemos a poner solución a las diferentes cuestiones estéticas (las arrugas, la alopecia, las bolsas, las estrías, etc..,.), más posibilidades tendremos de minimizar sus consecuencias, incluso evitar su aparición o retrasarla lo máximo posible.

En el caso de la alopecia androgenética (la más común en hombres con un claro factor hereditario) comenzar a tratar la caída de cabello cuando el bulbo está todavía activo nos va a ayudar mucho a retrasar la caída tanto con medicación, como con cosméticos o con soluciones tipo plasma rico en plaquetas o trasplante capilar. Está comprobado que actuar a tiempo en estos casos marca la diferencia entre el éxito o la calvicie.

Como consejo estético básico… mira a tu alrededor en las reuniones familiares en busca de tu futuro y comienza ahí tu rutina de belleza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies