El cuero cabelludo también es piel. Y es la responsable en gran medida de que nuestro pelo se vea sano y bonito. El cuero cabelludo no es una zona que se vea directamente, por eso es fundamental acudir a un profesional que nos haga un diagnóstico del cabello y cuero cabelludo.

Normalmente comenzamos a utilizar productos cosméticos capilares para el problema que creemos que tenemos y vamos dando palos de ciego y, en algunas ocasiones incluso llegamos a utilizar productos que van a la contra de la alteración que queremos tratar.

Poder valorar la grasa, el nivel de hidratación de nuestro cuero cabelludo y ver con una cámara de aumento como está esa piel y los folículos pilosos que en ella están, son los parámetros que vamos a utilizar para proponerte un tratamiento personalizado.

NO LO SABES, PERO TE LAVAS MAL EL PELO

Casi siempre, cuando hacemos un diagnóstico del cuero cabelludo vemos mucha suciedad acumulada. Esta suciedad se suele confundir con dermatitis o con caspa seca cuando lo que se trata es de restos de productos (tanto de lacas, geles o aceites como de champú y acondicionador mal aclarados.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies