ejercicio-físico-tratamiento-contra-el-cáncer

“CUANDO NOS VEMOS BIEN, NOS SENTIMOS MEJOR” es el lema de Fundación Ángela Navarro, y el ejercicio físico durante el tratamiento contra el cáncer es fundamental para mejorar a auto imagen, la fuerza interior que nos va a ayudar en el proceso de recuperación de esta enfermedad.

Ya todos tenemos interiorizado que para vencer al cáncer debemos someternos a tratamientos clínicos como la quimioterapia, radioterapia, cirugía y hormonoterapia. ¿Por qué? Porque desde hace años se ha demostrado a través de estudios y de la propia experiencia su eficacia para combatir la enfermedad. Entonces, lo lógico es hacer caso a la evidencia ¿verdad? Todos lo tenemos claro, sí… y por eso es importante este post.

De manera paralela a estos ensayos, se han realizado otros muchos sobre la prevención del cáncer, la mejora de la calidad de vida y supervivencia de los pacientes y la reducción de los efectos secundarios derivados de otras terapias. Los estudios son alentadores porque claramente nos demuestran que podemos hacer más. ¿Cómo? Sencillo. Incluyendo el ejercicio físico supervisado como tratamiento complementario para los pacientes que están luchando o han superado un proceso canceroso. Entonces… ¿por qué no lo hacemos todos? También fácil. Porque por el momento es una decisión unilateral de cada uno a pesar de ser una recomendación médica y no siempre se entiende como necesario. Así que ahora os vamos a explicar por qué lo es…

POR QUE ES NECESARIO EL EJERCICIO FÍSICO

  • Reduce los efectos secundarios provocados por el tratamiento como son la fatiga, la rigidez articular, el aumento de grasa y la pérdida de masa ósea y muscular.
  • Mejora la calidad de vida y tasa de supervivencia sin ser un método invasivo.
  • Reduce el daño cardíaco que algunos fármacos provocan.
  • Disminuye la probabilidad de padecer linfedema. En el caso de tenerlo, ayuda a que la inflamación no aumente.
  • Ayuda a recuperar la movilidad del hombro después de mastectomía y/o radioterapia en los casos en los que se pierde fuerza y movilidad.
  • Favorece la regulación de los niveles hormonales como son los estrógenos, progesterona e insulina. Estas hormonas están muy relacionadas con el nivel de desarrollo del tumor, y por tanto, de la supervivencia.
  • Aumenta tu capacidad de respuesta inmunitaria ya que tanto el tejido óseo como el muscular cumplen funciones del sistema inmunológico.

El ejercicio físico no lo venden en las farmacias, tampoco es un inyectable que te pueda poner el médico, es una opción individual con muchos beneficios para la salud. Por eso es importante tu determinación y confianza. 

EL EJERCICIO FÍSICO SOLO DEPENDE DE TI

Por este motivo nació un maravilloso proyecto como es MAAM, para ayudar a los pacientes con enfermedades crónicas como el cáncer a realizar ejercicio físico de manera controlada y educar a la comunidad en la necesidad de usar el entrenamiento como tratamiento complementario. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies