Desde hace unos años ha habido un tratamiento en el mundo de la peluquería que ha revolucionado la vida de todas aquellas personas con el cabello ni liso ni rizado ni ondulado… el cabello fosco.

Este tipo de cabello es el que más se ha beneficiado de estos tratamientos que prometen (y lo mejor de todo es que lo cumplen) mejorar nuestra textura, facilitar el peinado y conseguir un pelo más “domable”. Vamos… el sueño de una noche de verano.

Hay muchísima sofisticación en estas técnicas y ahora, cada vez más, son auténticos los tratamientos para recuperar la fibra capilar. Hay diferentes grados para conseguir diferentes efectos: con ellas podemos desde relajar el rizo hasta conseguir el cabello liso como una tabla, solo hay que dar con la fórmula que se adapte mejor a nuestras necesidades.

En verano es cuando es más aconsejable hacerlo, por la comodidad que supone no tener que estar pendiente siempre que se nos seca el cabello, de estar buscando un secador y una plancha de pelo.. ya que con estas técnicas conseguimos que el pelo quede perfecto secándose al aire.

Lo que si es importante tener en cuenta es que, si tienes el cabello coloreado, al hacer el tratamiento de keratina se puede aclarar de uno a dos tonos, por lo que o aprovechas a verte un poco más rubita o preveas que te tendrás que hacer el color después de la queratina.

Esperamos haberte resuelto las dudas acerca de este tratamiento.

 

¡Recuerda suscribirte a nuestra Neswsletter!

He leído y acepto la Política de Privacidad

¡Nos harías un enorme favor compartiendo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies

Descuento del 25% en complementos de colecciones anteriores... ¡solo hasta el 30 de junio! Descartar