Hoy en el blog hablamos sobre no hablar de tendencias es tendencia. Desde que tengo uso de razón, con el cambio de temporada tenemos la bandeja llena de mensajes para hablar de tendencias de cabello…

El nuevo color, el nuevo corte de cabello, flequillo si o no…esta temporada…¿liso, rizado o ondulado?, tendencias para el verano, para invierno…

En nuestro ADN está en la personalización de los trabajos de imagen de todas las personas que pasan por nuestro salón. Conseguir que el color y el corte de pelo que lleves refleje tu personalidad y tu estilo es el resultado de muchos años de trabajo y una filosofía muy meditada que nace de nuestra tradición en el mundo de la moda.

Nos gusta analizar la imagen, encontrar estilos duraderos, favorecedores y fáciles de llevar, que no obliguen a la persona a estar frente al espejo, secador y styler en mano horas y horas para salir estupenda a la calle (a no ser que ella quiera, claro¡)

Hay personas que son más lineales en su estilo con el que permanecen años y otras que son más atrevidas y que buscan en su imagen un reflejo de su estado de ánimo y se atreven más con cambios de color, de corte, etc…

Adaptarnos a cada persona, analizar sus rasgos, rutinas, gustos,estilo de vida para proponer y consensuar pequeños cambios y construir juntos un estilo es una de las partes más gratificantes del trabajo en nuestro salón.

Las tendencias pueden estar bien como inspiración, para darte ideas de cambio, pero es muy importante asumirlas con cabeza, sobre todo las más arriesgadas (¿hablamos del flequillo?)

Nos ha pasado muchas veces de personas que se dan cuenta demasiado tarde que esa tendencia no estaba exactamente pensada para ellas y los arreglos o “vuelta atrás” no suelen ser un camino fácil, técnica y anímicamente hablando.

Para cambios de color es muy importante valorar el tono de piel, de ojos y la estación del año: estamos en Mayo y en breve vas a tener un tono más bronceado, ¿ese tono va a casar bien con este nuevo color cobre en tu cabello? Y al contrario.. ¿estás perdiendo el tono de moreno? Igual el resultado del cambio no es lo que tú imaginabas dos semanas después.

Del mismo modo, para los cambios de corte hay que valorar el corte del óvalo facial, la estatura, el cuello, la textura de nuestro cabello, antes de darnos cuenta que ese flequillo con el pelo fosco no ha sido la mejor idea para el día a día.

Refrescar la imagen (bajo mi punto de vista) siempre es una buena idea si te lo pide el cuerpo. Lo fundamental es encontrar al profesional que te mire a ti en vez de la tendencia de la temporada y que juntos encontréis la imagen que refleja cómo eres y cómo te sientes en ese momento.

Y tú, ¿Sigues las tendencias o no cambias mucho tu estilo? Seas como seas te esperamos en nuestro centro 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies